miércoles, 1 de diciembre de 2010

Y no olviden vitaminarse y mineralizarse...

Me he aficionado al rooibos. Me encanta prepararlo con poco agua y mucha leche. Como si fuera el chai, el té típico de India, pero sin teína y con muchas vitaminas.
Rooibos de la hormiga atómica, versión chai
Ingredientes 
Para 4 tazas
1 taza de agua y 3 de leche
5 cucharadas de Rooibos (yo uso la mezcla de Tea Shop de rooibos canela)
2 cucharadas de azúcar moreno o miel

La cáscara de 1 limón
Especias:
1 palo de canela
2 pellizcos de jengibre
1 pellizco de nuez moscada
4 clavos
1 pellizco pequeño de pimienta (opcional)


Preparación
Cocer el agua unos minutos. Añadir la leche y los demás ingredientes excepto el rooibos y el azúcar. Hervirlo. Retirar del fuego, añadir el rooibos y el azúcar (o la miel) y dejar reposar unos 5 minutos.
No es el chai, pero también está buenísimo, sobre todo antes de irse a dormir.

Nota: Para preparar un auténtico chai, basta con utilizar té darjeeling en lugar de rooibos y seguir la receta tal cual.
Otra nota: La mezcla de especias ya preparada se llama chai massala y se puede encontrar en tiendas de alimentación hindú.

2 comentarios:

lauren carney dijo...

Oh oh oh!
Your blog is a bit on the fun side of things!
The pictures are all so quaint!
Merry Christmas lovely!
Happy blogging! x x

Almu dijo...

Thanks for comment, Lauren! Merry Christmas to you too!